Como quien empieza un nuevo curso, vamos poco a poco a iniciarnos en este fascinante mundo que es la Grafología. Puede que algunos ya la conozcáis, pero comencemos por el principio.

¿Qué es la Grafología?

Es el estudio de la escritura manuscrita orientado a una interpretación científica de la personalidad.

¿Qué es la escritura?

Es el conjunto de gestos físicos voluntarios que a través de un proceso semi-inconsciente de aprendizaje, interiorizamos y vamos automatizando.

¿A qué responde el acto de escribir?

En primer lugar a la actividad neuronal: el pensamiento. Antes de escribir ya hemos elaborado mentalmente la representación de lo que vamos a plasmar.

Y en segundo lugar a la acción: la actividad muscular. Tras una orden del cerebro, movemos el músculo y pasamos a la acción de escribir.

Por lo tanto nuestra actividad psíquica se proyecta. Los gestos escriturales son una proyección de nuestra psique. De ahí que lo que escribimos, lo escribimos plasmando nuestra personalidad al completo.

Si tenemos un día bueno, nuestra letra fluirá sin problemas. Pero ay si estamos nerviosos! Decimos, “que letruja tengo”, o “no se qué me pasa, me sale una letra que ni yo la entiendo”.

Afirmaciones como ésta, nos dan ya una idea de que escribimos como caminamos por la vida.

 

Ana Rosa Rodríguez Cruz

Grafopsicóloga- Grafopatóloga