Un esguince es la rotura parcial o completa de uno de los ligamentos de una articulación. Así pues ,necesariamente para tener un esguince, debe haber una torcedura ,un golpe …un factor inicial que lo produzca.

Una vez roto en mayor o menor grado el ligamento (salvo si la rotura es completa , en cuyo caso la única solución es quirúrgica), el organismo iniciará su proceso de cicatrización. Este durará más o menos en función del grado de rotura. Pero al final ,el ligamento acabará por cicatrizar, con lo cual lo normal es que en alrededor de un mes y medio como mucho el esguince esté resuelto, o mejor dicho , la cicatrización esté finalizada.

Pero a pesar de ello es bastante habitual que , aunque ya no hay nada roto puesto que el ligamento ya ha cicatrizado, persista el dolor.

Esto es lo que habitualmente se llama un “esguince mal curado”. En estos casos suele persistir el dolor al mover el tobillo , al andar, al tocar el ligamento… a pesar de que hayan pasado meses o incluso años.

La causa es que se ha producido una cicatrización anormal, con fibrosis del ligamento y adherencias. En definitiva, se ha creado un tejido nuevo más rígido y más sensible al dolor que el tejido que previamente formaba el ligamento.

En Centro Kinesia podemos tratar estos esguinces por medio de tratamiento manual, quitando las adherencias, dando elasticidad a los ligamentos para hacer desaparecer el dolor y evitar que pueda aparecer de nuevo.

esguince