Meditar en sí, es simplemente conseguir dejar la mente en blanco y muchas veces requiere de un entrenamiento ya que nuestro día a día nos impide pararnos y poderlo conseguir.

Las meditaciones guiadas pueden ser muy efectivas para sentirte en paz y calmar tu mente, a fin de encontrar solución a muchos de tus problemas. Te ayudarán a conectar de nuevo contigo mismo, liberarte de pensamientos negativos que te influyen en tu día a día y nutrirte de positivos,  ayudándote a que tu cuerpo físico, emocional y espiritual esté en armonía.

Conseguirás además los siguientes beneficios:

  •  Físicos: Disminución de dolores físicos causados por la tensión, Regulación de la presión sanguínea, Fortalece el Sistema Inmunológico.

 

  • Emocionales: Aumento de la felicidad, Armonía contigo mismo y con el resto, Claridad de pensamientos y acciones, Relajación, Creatividad, Paz, Reducción de la Ansiedad y el Estrés. 

 

  • Espirituales: Consciencia de Unidad con el Todo, Aumento del sentido de conexión con los demás, Conexión con tu ser, Aumento de la Intuición.